Monday, 14 July 2008

Adam Smith


Pero es sólo por su propio provecho que un hombre emplea su capital en apoyo de la industria; por tanto, siempre se esforzará en usarlo en la industria cuyo producto tienda a ser de mayor valor o en intercambiarlo por la mayor cantidad posible de dinero u otros bienes... En esto está, como en otros muchos casos, guiado por una mano invisible para alcanzar un fin que no formaba parte de su intención. Y tampoco es lo peor para la sociedad que esto haya sido así. Al buscar su propio interés, el hombre a menudo favorece el de la sociedad mejor que cuando realmente desea hacerlo.

Adam Smith, "An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations", Libro IV, Cap. 2




La publicación del libro "Una investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones" de Adam Smith en 1776, es considerado el origen de la Economía como ciencia.
Los clásicos escribieron en una época en la que la industria estaba conociendo un desarrollo sin precedentes. Su preocupación principal fue el crecimiento económico y temas relacionados como la distribución, el valor, el comercio internacional, etc.

Uno de sus objetivos principales fue la denuncia de las ideas mercantilistas restrictivas de la libre competencia que estaban aún muy extendidas en su época. Para Adam Smith, el Estado debía abstenerse de intervenir en la economía ya que si los hombres actuaban libremente en la búsqueda de su propio interés, había una mano invisible que convertía sus esfuerzos en beneficios para todos.

Sin duda el aporte fundamental, lo constituye su célebre obra “Naturaleza y Causa de la Riqueza de las Naciones”: (1776). Sus ideas fundamentales pueden resumirse en los siguientes puntos:
El funcionamiento económico de la sociedad descansa en las leyes del mercado y en la interacción del interés individual y la competencia. El empresario se ve obligado, por las fuerzas de la competencia, a vender sus mercancías a un precio próximo al costo de la producción; ello lo obliga a ser los más eficiente posible de modo de mantener sus costos bajos y permanecer en condiciones competitivas.
Defensor del laissez faire, en cuanto a la no intervención del gobierno en los asuntos económicos. Para promover el bienestar, los mejores medios son el estímulo del propio interés y el desarrollo de la competencia.

Adam Smith consideraba que las fuerzas económicas espontáneas son más potentes que las leyes del estado. Esas fuerzas eternas eran las condiciones naturales de los individuos que realizan su egoísmo económico el cual es inherente a la naturaleza misma del hombre.

La mano invisible
Se esboza como una caracterización del modo en que funcionan los mercados.
No solo asigna las tareas, sino que dirige a las personas en su elección de ocupación y hace que se tengan en cuenta las necesidades de la sociedad.
El mercado regula cuáles son las mercancías que han de producirse. La esencia de la economía de mercado es que en él todo se convierte en mercancías, con un precio, y que la oferta de estas mercancías es sensible a los cambios que ellos experimenten.
Es el mercado el que decide la cantidad de bienes que se producen. La demanda por estos bienes incentiva a los productores, posibilidades de obtener más beneficios, aumentando la producción de dichos bienes Estas interrelaciones de consumidores y productores determinan, la cantidad de bienes que se producen.

Las personas se apoyan en la simpatía social, y en lo económico en el egoísmo, en sus intereses individuales. La propia existencia de la sociedad resulta posible como una comunidad comercial de trabajo y de cambio entre las personas. Las personas se ven obligadas a prestarse servicios mutuos y eso se manifiesta en la división del trabajo.

Smith concibió su hombre económico a imagen y semejanza del capitalista.

Veía en la alianza del trabajo, el intercambio y la división del trabajo como los fundamentos para la existencia de la sociedad. Consideraba al trabajo como la única fuente de riqueza y su división el procedimiento de aumentarla. Está claro que la división del trabajo constituye una institución, por la cual el hombre crea la riqueza.

La división del trabajo tiene sus ventajas, pero también sus desventajas.
Las ventajas son tres:

Adquisición de maestría y destreza, debido a la ejecución de un mismo trabajo.
Economía de tiempo, ya que se ahorra el paso de una ocupación a otra.
Propensión hacia las invenciones y perfeccionamiento de los bienes.
Es más fácil que esto suceda cuando un trabajador se dedica diariamente a un mismo trabajo.
Las desventajas:
Monotonía en el trabajo.
Atrofia mental.
Para contrarrestar los efectos negativos de la especialización Smith considera que los trabajadores deben ser instruidos en aspectos elementales como la escritura, la lectura y el cálculo, y para que haya efectividad en la política es preciso que la educación sea impartida por el Estado.

Teoría de la Distribución
Smith señala tres clases sociales – capitalistas – terratenientes – obreros
Y tres tipos de rentas – ganancia – renta agraria – salario
El salario es el pago del trabajo. Smith fue el primero en considerar a la ganancia como una categoría independiente. El beneficio es un descuento del producto del trabajo del obrero. Renta agraria era una remuneración por el uso de la tierra. Mas tarde la renta es para él es el resultado de la productividad. Es un producto de la naturaleza, crece de la tierra.

Una vez que la tierra y el capital son apropiados por los individuos, el producto nacional se divide entre trabajadores, terratenientes y capitalistas, en la forma de salario, renta e interés.

Teoría del valor
la riqueza esta constituida por las cosas convenientes o necesarias para la vida. Como los fisiócratas, Adam Smith exige que las cosas sean consumibles para ser parte de la riqueza. Se considera como riqueza al Producto Nacional y no al Capital Nacional.
Adam Smith distingue dos clases de valor en los bienes, un valor de uso y un valor de cambio. El valor de uso consiste en la utilidad de ese bien para satisfacer una necesidad; y el valor de cambio en la posibilidad de cambiar un bien por otro bien. El trabajo es el origen y fuente de riqueza, lo importante es que este relacionado con la producción y el intercambio de mercancía y no con el servicio de las necesidades personales.
“Las cosas que tienen gran valor en uso tienen comúnmente escaso o ningún valor en cambio y las que tienen un gran valor en cambio no tienen, muchas veces, sino un pequeño valor en uso o ninguno”.
Antes de la propiedad privada, la única regla para determinar el valor de cambio de las cosas era la cantidad de trabajo que la producción del objeto había requerido. El producto íntegro del trabajo correspondía al trabajador. Con la propiedad privada y la acumulación de capital, fue necesario que el precio real comprendiera, además de la remuneración del trabajador, el interés del capital y la renta de la tierra. Se resuelve en dos partes: “una de ellas para el salario de los obreros y la otra para las ganancias del empresario”.

Precio natural: es el que está formado por todas las tasas corrientes de cada uno de sus elementos: salario, renta y beneficios.

Precio comercial: viene dado por la relación de la oferta y la demanda para cada mercancía en un momento determinado.

El precio comercial debe tender a igualarse con el natural. Si el precio comercial es más alto, la inversión en ese producto crece y con ella, la producción. Así el precio comercial baja y se estabiliza con el precio natural. Pasa lo mismo en el caso contrario.

Demanda absoluta o potencial: vendría dada por las necesidades, por el deseo de compra.

Demanda efectiva: añade al deseo los medios de compra, es decir, el respaldo monetario del deseo.

Adam Smith, el fundador de la economía como ciencia, escribe el libro "La Riqueza de las Naciones", considerado el primer tratado sobre economía política y texto fundacional de la economía clásica. Sus aportes a la teoría fueron muy amplios, y entre ellos se destaca la diferenciación entre precio y valor de uso de los bienes. Consideró que la natural tendencia del hombre a enriquecerse es beneficiosa para el conjunto de la sociedad, que la división del trabajo y la especialización traen crecimiento en la producción. Su concepto de la mano invisible (hoy llamado mercado) postula que el crecimiento y el desarrollo son procesos naturales provenientes de la natural ambición del hombre a enriquecerse y que el Estado no debería intervenir; cuanto más libre sea la competencia, mejor para el conjunto de la sociedad.


No comments: