Thursday, 10 July 2008

J. M. Keynes




Keynes asume que la desocupación crónica proviene de la propia riqueza del desarrollo de la sociedad capitalista. Su obra principal “teoría general del empleo, el interés y el dinero” se oponía a las ideas de los economistas clásicos. Las fuerzas del mercado en su acto espontáneo, como plantean los clásicos, son incapaces de remediar momentos de crisis. Cuando crece el ingreso en la sociedad, también crece el ahorro, sin que se origine ningún tipo de problema, mientras que las inversiones crezcan de forma paralela.

El ahorro es riqueza que no se consume. La escasa propensión a consumir impide el crecimiento de la ocupación. El mal radica en la escasez de las inversiones para emplear el ahorro.

De esta situación Keynes concluye que es necesario: promover adrede el crecimiento de las inversiones, hasta que la demanda sea suficiente para absorber toda oferta de trabajo, para así lograr el pleno empleo de las fuerzas productivas. Cumplir con este objetivo atañe a los Bancos Centrales. Su finalidad es lograr estimular las inversiones privadas.

No se requiere el ahorro de las clases ricas. Por el contrario, cuanto menor sea el ahorro, tanto mas intensamente crecerá el ingreso nacional al aumentar las inversiones. El ahorro es un ingrediente de retardo en el desarrollo de la riqueza colectiva y la formación del capital. El estado debe tomar medidas que estimulen la propensión al consumo y estimulen las inversiones para acrecentar el capital.

Los neoclásicos afirman que la desocupación es un fenómeno voluntario que se corrige bajando los salarios.

Keynes sostiene que la desocupación es un fenómeno involuntario y que se debe a la insuficiencia de la demanda para absorber todos los productos generados por las fuerzas productivas. Los trabajadores pueden abstenerse de trabajar antes que recibir un salario menor a un mínimo requerido.

La desocupación no se debe a esa actitud de los trabajadores, sino a la demanda insuficiente de la sociedad. La desocupación no puede corregirse con la baja de los salarios en dinero.

Cuando la demanda es insuficiente, el sistema económico se ve forzado a contraer la producción. Cuando la demanda crece al aumentar las inversiones de capital se van absorbiendo los desocupados hasta aproximarse al nivel de plena ocupación.

La plena ocupación constituye un caso extremo, al cual se llega rara vez en las posibles posiciones de equilibrio de la actividad económica. De ahí que “las enseñanzas de los neoclásicos son equivocadas y desastrosas si tratamos de aplicarlas a los hechos concretos”.

La teoría debe explicar el fenómeno general y los factores que determinen las variaciones de la ocupación en la realidad. Es lo que se propuso Keynes.

Existen diferencias entre Keynes y los neoclásicos, estos sostienen que la desocupación es el resultado de salarios excesivos en relación al rendimiento del trabajo. Keynes, por el contrario, cree que la desocupación es causada por la insuficiencia de la demanda colectiva. Esta insuficiencia se debe al ahorro.

Demanda Agregada o Gasto Agregado

El gasto agregado es la clave de la actividad económica, es decir, lo que las familias, los negocios y el gobierno piensan comprar determina lo que las empresas acabarán produciendo. Son todos los productos que la gente desea comprar.

Es la clave de actividad económica. La demanda agregada o el gasto agregado (GA) es lo que las familias piensan consumir (C) y lo que las empresas invierten (I).

GA = C + I

El consumo es lo que planean o desean comprar, esto esta determinado por sus (I).

La renta o el (I) que no se consume es ahorro.

Los determinantes del consumo son (PRECIOS – RIQUEZA – DEUDAS – EXPECTATIVAS)

La Propensión Media a Consumir (PMeC)

La voluntad de destinar una porción de los ingresos (I) para el consumo (C).

PMeC = I / C

Cuando los ingresos aumentan la PMeC disminuye. Las personas adineradas consumen una porción menor de sus (I) para el (C).

Propensión Marginal al Consumo

PMaC = CD / ID

La propensión marginal al consumo (PMaC) es la proporción de consumo adicional (dC) que tiene lugar por un aumento de ingresos (dY):

Si los ingresos de una familia aumentan en 1.000 $ y la familia decide comprar otra televisión que cuesta 600 $ con los ingresos extra, la propensión marginal al consumo es PMaC = 600/1000 = 0,6 o 60%.

Ahorro: es lo que queda de los ingresos después de descontar el consumo. Cuanto mas altos sean los ingresos, mayor será el deseo de ahorrar.

PMeS = S / I (propensión media a ahorrar)

La disposición de las personas a ahorrar (S) una parte de sus ingresos se denomina propensión media a ahorrar

PMaS = DS / ID (propensión marginal al ahorro = proporción de dinero adicional que se ahorra de los ingresos suplementarios. La propensión marginal al ahorro (PMaS) es la proporción de dinero adicional que se ahorra (dS) de los ingresos suplementarios.


Forma y comportamiento de la demanda de consumo según Keynes









1 comment:

maxipereyra3 said...

muy bueno, me sirvieron los gráficos y la comparación de las causas de la desocupación según Keynes y los clásicos.