Tuesday, 15 July 2008

Lo que hay que saber...

Uno de los aportes mas significativos de los clásicos, en especial de Smith y Ricardo, fue el desarrollo de la teoría del valor-trabajo.

Plantear que todos los valores del mundo son creados por el trabajo y que la magnitud del valor de la mercancía que se incorpora al intercambio esta determinada por la cantidad de trabajo que se invierte en su producción, era una cuestión sumamente compleja.

Los clásicos convirtieron el tema de la producción material en el objeto principal de estudio, señalando que allí reside la fuente de la "riqueza de los pueblos"; descubrieron la importancia del trabajo como base y medida de valor de todas las mercancías producidas, mostraron que la producción social, igual que la naturaleza, tiene una mano invisible, es decir, que sus leyes de desarrollo no pueden ser abolidas.

Pusieron en evidencia la fuente de los ingresos de todos los sectores de la sociedad: empresarios capitalistas, obreros y propietarios de tierra.

Adam Smith, para explicar su teoría del trabajo, parte de una sociedad primitiva, donde solo existen dos factores de producción, el trabajo, y la tierra, donde el acceso a ella es irrestricto.

El trabajo es el factor que añade el valor a las cosas, en este caso bienes, siendo el tiempo y la intensidad de este el valor de cambio que vaya a tener este bien. Por lo tanto, si en igual esfuerzo un bien se produce en dos horas, tendrá el mismo valor de cambio que dos unidades de un bien que se produzca en una.

Los bienes tienen además un valor de uso, definido por la satisfacción de la necesidad, entendido así por la utilidad de este para ese individuo. Los bienes deben ser útiles, deben tener valor de uso.

Para Smith la palabra valor tiene dos significados distintos:

Valor de uso:utilidad de un objeto particular
Valor de cambio: capacidad de comprar otros bienes que confiere la posesión de tal objeto.


Las cosas que tienen un gran valor de uso, por lo general tienen escaso valor de cambio,
y viceversa.


Existen pocas cosas más útiles que el agua, pero con ella no se puede comprar casi nada.
Por el contrario, un diamante apenas tiene valor de uso, y sin embargo se puede cambiar por una gran cantidad de bienes.

Para Smith el trabajo es la medida real del valor de cambio de todas la mercancías.
Esto es retomado luego por Ricardo en su teoría
objetiva del valor.

David Ricardo, insiste con la diferenciación entre valor de uso y de cambio, siendo el verdadero valor del bien, el del trabajo aplicado para obtenerlo, mas allá de su necesidad en si.

Por ejemplo el aire es necesario para subsistir, pero al no incurrir trabajo en su obtención no tiene valor alguno.
Ricardo es el primero en pensar una teoría del valor trabajo, y a diferencia de Smith, piensa que todo el valor de un bien nace de este. Los bienes de capital, para Ricardo, no son más que trabajo pasado aplicado en un nuevo trabajo, por lo tanto, todo es trabajo en la creación de un bien.

Dice: smith habla de valor de uso (todos los productos deben...usarse) y valor de cambio. Esto quiere decir que si no se usan, nadie va a querer cambiarlos. Sin embargo, por ejemplo, en el caso del oro y la plata, tienen un alto valor de cambio a pesar de no poseer mucha utilidad, y por el contrario, el agua y el aire, no tienen valor de cambio y sí de uso.

Con estos ejemplos David Ricardo descarta entonces la idea de Smith de utilidad para tener valor.

Agrega la novedad de que el valor de un bien se lo da la escasez, poniendo el ejemplo de aquellos bienes que por ser irreproducibles tienen un alto valor de cambio, por ejemplo los objetos artísticos.

D. Ricardo define el valor como las horas de trabajo“horas hombre”necesarias para producir un bien en las peores condiciones de producción que existan en el mercado.
Es decir, el bien vale la cantidad de horas que insume su producción, valuadas en las peores condiciones de producción.

Cuando en el proceso productivo intervienen maquinarias, estas le transfieren al valor del bien una parte del valor que ellas tienen incorporado.


Karl Marx planteo más profundamente este tema, pero desde un nuevo punto de vista.
Marx, parte de la base de que el valor de cambio de una mercancía está determinado por la cantidad de trabajo necesario para producirla, criterio uniforme y aplicable a todas las actividades de producción que sirve como vínculo de unión entre distintas actividades productivas; y esta cantidad de trabajo se mide en tiempo, habitualmente en horas.
Las cantidades de trabajo se miden por el tiempo que dura el trabajo, en todo su proceso.
El salario no responde a esto, en diferentes grados, siempre va a ser inferior.
El precio expresa en el mercado su valor casi exacto, entonces, esto quiere decir que la ganancia no es un recargo.

El obrero vende al capitalista su fuerza de trabajo, esto quiere decir, su capacidad de trabajar.
La fuerza de trabajo equivale a los artículos de primera necesidad, es decir, lo que el obrero necesita para poder vivir y para perpetuar su fuerza de trabajo. Por pagar por ella el capitalista tiene derecho en utilizarla todo el tiempo que quiera. Esa es la diferencia entre fuerza de trabajo y tiempo de trabajo, una vez pagada la fuerza de trabajo, todo lo demás que trabaje el obrero será la ganancia del capitalista, esto es la plusvalía, que consiste en aprovechar al obrero al máximo más allá de las horas que este necesita para su propia reproducción.

Aquí reside el engaño de la época... el salario parece que paga el trabajo, pero solo paga la fuerza de trabajo.

No comments: