Wednesday, 13 August 2008

Introducción a los años peronistas

.
LA REVOLUCIÓN DEL 4 DE JUNIO Y EL ASCENSO POLÍTICO DE PERÓN

El 4 de junio de 1943 el gobierno de Ramón Castillo fue desplazado sin ofrecer resistencia por obra de un golpe militar. Encabezará el golpe Pedro Ramírez, ministro de Guerra del depuesto gobierno constitucional. La revolución de junio fue la obra de unas fuerzas armadas que dividían a la política nacional. En sintonía con la tradición del país, el presidente Castillo había optado por la política de neutralidad. En estas condiciones, la neutralidad cambió de significado para ser la expresión de toda una definición ideológica, la resistencia a incorporarse a la cruzada mundial de las democracias contra el fascismo.

En octubre de 1943 se produjo, finalmente una revolución dentro de la revolución

El poder pasó a manos de un núcleo de coroneles y tenientes coroneles pertenecientes a la logia secreta autodenominada Grupo de Oficiales Unidos (GOU), que se formó en los meses previos al golpe. Los miembros del GOU se habían reservado para sí las posiciones clave en el ministerio de Guerra y en la presidencia. Esta reorganización vendría con el establecimiento del imperio de la cruz y de la espada en el lugar hasta entonces ocupado por la Argentina liberal y laica.
Redoblaron las medidas represivas contra los grupos de izquierda y los sindicatos, declararon fuera de la ley a los partidos políticos, intervinieron las universidades, implantaron la obligatoriedad de la enseñanza religiosa en las escuelas públicas.

No sorprende que en la opinión democrática del país y del exterior el régimen fuese visto como un experimento fascista.
Bajo la presión de Estados Unidos en enero de 1944 el presidente Ramírez decidió la ruptura de relaciones con el eje. La primera consecuencia fue el desplazamiento de Ramírez y la designación del ministro de Guerra, general Edelmiro Farrel, en la presidencia.
La otra consecuencia fue la puja entre los miembros del GOU y de la que emergería el coronel Juan Domingo Perón.



El golpe de estado lo habría de encontrar, detrás de los altos oficiales ligados al rival de Uriburu, el general Agustín P. Justo, los allegados a Justo, estaban más inclinados por una intervención militar transitoria, seguida luego por el llamado a elecciones y la vuelta del gobierno civil.
Uriburu purgó inmediatamente la nueva administración de los elementos asociados a Justo.
Perón un mes mas tarde fue separado de su cargo oficial en el ministerio de Guerra y transferido a la Escuela de guerra como titular de la cátedra de historia militar, en el que adquiriría una experiencia crucial para su futura carrera política.
Luego de que la tentativa de Uriburu fracasara, ese año se llevaron a cabo elecciones. En ellas resulto electo presidente el general Justo. Perón fue designado entonces ayudante de campo del nuevo ministro de Guerra, general Manuel Rodríguez.

Durante la década del treinta se produjo un fortalecimiento de los vínculos con el ejército Alemán, al reanudarse la práctica de enviar oficiales a perfeccionarse en Alemania.
La admiración por la maquinaria bélica alemana se extendía rápidamente entre los oficiales. Otra influencia fue la Iglesia, en contra de la tradición liberal con el fin de recuperar al Estado para la fé católica. La misión del ejercito dejo de estar asociada a la defensa del territorio y la legalidad constitucional para ser concebida mas bien en términos de la defensa de la nacionalidad, de una identidad argentina radicada en la tradición, la historia, los valores cristianos.
Cuando hacia mediados de 1944 estallo el conflicto dentro del GOU la Revolución de Junio se hallaba a la defensiva. Es parte por el giro adverso de la situación internacional. El avance triunfal de las potencias del Eje se había detenido y comenzaba e repliegue bajo el asedio de los ejércitos aliados. La elite revolucionaria mostró a su vez un desinterés manifiesto por el respaldo civil, convencida de la autosuficiencia de su cruzada regeneradora. Todo parecía indicar que encaminaba hacia una frustración semejante a la del fallido intento de Uriburu.
Es en este contexto que llega el aporte oportuno de Perón, fue él quien supo ofrecer un programa social y económico y una apertura hacia grupos estratégicos de la sociedad.


fuente: Nueva Historia Argentina (TOMO 8: LOS AÑOS PERONISTAS 1943 - 1955) Juan Carlos Torre

No comments: